Estos torneos permiten tener en una ciudad a un equipo durante al menos una semana, jugar un mínimo de 2 partidos y así justificar altamente el viaje desde el país de origen. Además, son siempre un gran atractivo tanto para los espectadores como para los sponsors.